miércoles, 20 de enero de 2016

¡Mételo hasta el fondo!

- ¡JA! - eso fue lo que me salió de la boca cuando llegamos y paramos el frontera delante de la puerta. - No entra ni de coña.
Allí nos estaban esperando mi novia y mi suegra con dos mantas viejas que les habíamos pedido para tratar de proteger el coche cuando lo metiésemos, y las caras que tenían cuando nos vieron  llegar mostraban la misma duda que teníamos,  "eso, por ahí, no cabe" (jeje).

Empezamos a bajar el panda del remolque y lo encaramos delante de la puerta… muy justo… demasiado… y encima había que hacer un pequeño giro a derechas por la forma que tenía la pared. Llego un amigo de Andoni y entre todos empezamos a hacer la maniobra, una, otra vez, da igual como lo hiciéramos, el coche siempre tocaba la puerta. Así que no hubo más remedio que usar el plan B. "A rosca y con saliba todo entra!", así que quitamos las mantas y dejamos que los plasticos protectores del lateral del coche rozasen al entrar… y entró! Eso sí, nos cargamos un enganche de uno de los plásticos, pero entró.

Y ahora sí, momento de las fotos (que no son de ese mismo día, si no de casi un mes después, pero creo que ya os merecéis ver a la bestia aunque ya con una capa de mierda encima considerable):

En esta foto se aprecia el plástico lateral trasero suelto, que fue al que le rompimos el enganche. El resto de manchas que se ven son suciedad, no hay nada rallado pese a entrar rozando la puerta:






El salpicadero:






Y aquí unas cuantas fotos del motor averiado del panda:







Y no me castiguéis mucho por no tener aquí las fotos del resto del interior, porque las he perdido, el próximo día que vaya hasta el coche las vuelvo a sacar.


Después de dejar el coche y el motor en su sitio, llevamos el remolque aparcado en casa de mi suegra, lavamos el frontera en la gasolinera y se lo devolvimos a su dueño. El viaje ya había terminado, el Marbella ya estaba con nosotros y ahora solo quedaba devolver al día siguiente el remolque con la Nemo y empezar a trabajar!





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada